Hipoglós: vuelta al jardín con protección

Hipoglós Pomada Cuidado Diario es la fórmula que ayuda a mantener la piel de bebés y niños sana y protegida mientras juegan, aprenden y se divierten.

 

 
La vuelta al jardín es un momento especial, tanto para los pequeños como para los papás. Como espacio de juego y aprendizaje, el jardín es el lugar donde los bebés empiezan a ser cada vez más “niños”, avanzan en dejar los pañales si no los dejaron, y también, experimentan su fuerza y su motricidad. Y en ese proceso, la piel es uno de los órganos más expuestos: paspaduras, dermatitis, raspaduras y otras irritaciones en la piel pueden ser cosa de todos los días.
ipoglós Pomada Cuidado Diario en la mochila de los chicos es la mejor aliada de las mamás y maestras para prevenir y contrarrestar irritaciones y la aparición de dermatitis, así como para regenerar la piel y cicatrizar lastimaduras, raspaduras y otras lesiones leves. Su fórmula contiene vitamina A, óxido de Zinc y aceite de bacalao, que son componentes cicatrizantes y antisépticos que contribuyen a regenerar la piel de los más pequeños (especialmente los bebés que usan pañales) y protegerla de los efectos de la humedad y el calor, el roce permanente al que la piel está expuesta, lastimaduras e irritaciones. Es muy importante seguir las recomendaciones del pediatra y utilizarlos según sus indicaciones.

Hipoglós está indicado para el uso diario en cada cambio del pañal contribuyendo a que la piel se mantenga suave y elástica protegiéndola de las paspaduras. También alivia los síntomas en la piel irritada y enrojecida, contribuyendo a su regeneración, devolviéndole la humectación y suavidad natural.  Desde su creación, hace más de 70 años, Hipoglós acompaña a las mamás en uno de los momentos más importantes de su vida: el nacimiento y los primeros años de vida de sus hijos. Gracias a su reconocida fórmula protectora,  regeneradora y cicatrizante ha servido a generaciones de pediatras y mamás en el cuidado de la piel de los bebés, y también de toda la familia

Tips de Hipoglós para el cuidado de la piel de los más chicos

•             Lavarse las manos con agua y jabón antes de comenzar a cambiar al niño.
•             En el caso de los bebés, cambiar los pañales con frecuencia, cada vez que se ensucien. Limpiar la zona genital con un algodón humedecido con óleo calcáreo (si se trata de niña, limpiar de adelante hacia atrás para evitar la entrada de bacterias) y dejar la colita al aire unos segundos, aplicar una capa protectora de Hipoglós cuidado diario  y colocar el nuevo pañal.
•             Ante raspaduras, “frutillitas”, sarpullidos o quemaduras leves, aplicar Hipoglós Pomada Cuidado Diario sobre las áreas enrojecidas e irritadas. (consultar con el pediatra si el enrojecimiento de la piel persiste).
•             En caso de heridas punzocortantes, limpiar abundantemente con agua y jabón antes de aplicar Hipoglós Pomada Cuidado Diario, envolver con apósitos estériles y en caso de ser necesario, consultar con el pediatra el tratamiento a seguir.

Modo de uso de Hipoglos Pomada Cuidado Diario
Todos los días, en la rutina de cambio del pañal, aplicar una generosa capa de Hipoglós pomada cuidado diario sobre la piel previamente limpia y seca, esparciéndola suavemente en pliegues y también en la zona de apoyo del elástico del pañal.

En caso de que la piel de la colita comience a mostrar irritaciones o enrojecimientos es conveniente tener en cuenta las siguientes sugerencias:

  • Cambiar los pañales con mayor frecuencia (en los recién nacidos debe ser de 10 a 12 veces por día y a medida que van creciendo puede reducirse la cantidad, pero nunca menos de 6 veces diarias).
  • Limpiar la zona genital con un algodón humedecido con óleo calcáreo, toallitas húmedas sin perfume o agua tibia.
  • Dejar la piel de la zona al descubierto por más tiempo para acelerar el secado y evitar la concentración de humedad.
  • Aplicar una capa de Hipoglós pomada cuidado diario en toda el área del pañal, incluyendo pliegues y zona de apoyo del elástico.
Conocé más sobre HIPOGLÓS