Lancôme Juicy Shaker

Lancôme Juicy Shaker

Después de Juicy Tubes, la revolución del maquillaje de los años 2000, Lancôme ha creado Juicy Shaker. Un objeto diseñado para romper, con malicia y buen humor, los códigos del maquillaje gracias a su cóctel de innovaciones.

3614271241399_Juicy_Shaker_271

Se trata de un gestual muy particular: un “shake it” inédito, de fórmula bifásica sorprendente que asocia pigmentos y aceites de tratamiento, un aplicador “cushion” único en su género… Y un resultado que combina un color vivo y transparente de intensidad, modulable, con un brillo satinado, sin efecto pegajoso, muy delicado. En resumen, una nueva sensación totalmente adictiva en el corazón de un pequeño objeto lúdico y chic, muy divertido…

Por qué Juicy Shaker es “So Lancôme”…

Juicy Shaker se hace eco de dos productos emblemáticos de la marca: del Juicy Tubes, ese gloss icónico con frecuencia imitado pero nunca igualado que revolucionó los códigos del maquillaje en el 2000, por su carácter lúdico, su facilidad de uso y sus perfumes acidulados; y del Shaker, una de las fabulosas barras de labios-joyas imaginadas por el fundador de Lancôme, Armand Petitjean, durante los primeros años de vida de la Casa. Creado en 1946, cuando los cócteles se imponen como uno de los símbolos del glamour, con un diseño increíblemente vanguardista para la época, inspiró el nombre y el concepto mismo de Juicy Shaker. Legado e innovación: estas dos palabras encierran toda la filosofía de Lancôme.

Splash de color brillante y sensación de suavidad intensa: la sorpresa de una fórmula bifásica

Color, brillo, sensorialidad y confort… Juicy Shaker logra conciliar lo que hasta ahora parecía inconciliable.
Una verdadera hazaña que se basa en la originalidad de su fórmula: por ser bifásica, su textura sorprendente puede combinar el brillo y el confort de un aceite y la intensidad cromática de pigmentos lacados. Un flash de color sobre los labios, ajustable a medida, con el aspecto glossy y el efecto tratante de un aceite.

juicy lancome

Fase 1: una ingeniosa mezcla de aceites sedosos
La textura de Juicy Shaker se fusiona literalmente con los labios desde la aplicación, porque contiene cuatro ingredientes preciosos: aceites con virtudes complementarias, que dan instantáneamente a los labios un aspecto terso y redensificado, así como un brillo deslumbrante, sin efecto pegajoso

El aceite de hueso de melocotón, suavizante y nutritivo.
El aceite de almendras dulces, flexibilizante y reestructurante.
El aceite de arándano rojo americano, antioxidante, protector y restaurador de la barrera cutánea gracias a su riqueza en Omega 3 y 6.
El aceite de rosa mosqueta, regenerador y calmante.

Fase 2: una infusión de pigmentos
Gracias a su fórmula original bifásica, Juicy Shaker asocia el confort y el impacto cromático de pigmentos adecuadamente dosificados, en una multitud de tonos vivos de acabado modulable…
Un agente garantiza la difusión homogénea de los pigmentos al agitar el producto y, por lo tanto, una perfecta repartición del color al aplicarlo.
Resultado: al agitarlo, Juicy Shaker viste los labios con un splash de color resplandeciente, que puede renovarse hasta alcanzar la intensidad del color deseado. Un resultado brillante…

Un aplicador de sensaciones
Lancôme crea su primer aplicador “cushion” para los labios: una herramienta sorprendente, aterciopelada, flexible y suave al tacto… Asociado a la fórmula exclusiva de Juicy Shaker, es la suavidad personificada para mimar, suavizar y dar elasticidad a los labios con las aplicaciones.
Su textura alveolada, tipo esponja, absorbe la cantidad exacta de producto para una aplicación ultra fácil e intuitiva. Sobre todo porque su forma cónica se adapta perfectamente al contorno de los labios…
En sólo un gesto, este aplicador de nueva generación deposita una película de color brillante tan fina, que la tentación es de renovar la aplicación tantas veces como se desee: la intensidad del resultado puede modularse según los gustos, sin correr el riesgo de sobrecargar los labios. Dar ligeros golpecitos con el “cushion” en el centro de los labios, para lucirlos como redensificados con un irresistible toque de color o aplicarlo sobre todos los labios para conseguir un efecto más homogéneo. Una verdadera caricia llena de colores a cada paso del aplicador.

Una deliciosa gama de colores
Diferentes tonos, actitudes y fragancias irresistibles.
La imagen de Juicy Tubes, conquistó a las mujeres de todo el mundo con sus fragancias golosas. Juicy Shaker libera perfumes adictivos, que hacen la boca agua… Cada tono tiene su perfume. Una sorpresa irresistible.

Los tonos preferidos de Lupita Nyong’o
Berry in Love (283)
Un rosa acidulado apetitoso como una baya recién recogida, que exhala divinas notas de mora: el tono preferido de Lupita Nyong’o.
Cherry Symphony (151)
Cherry chérie… La cereza ofrece su perfume a este color rubí que evoca una fruta roja de hermoso brillo.
Apri-cute (102)
¿Cómo resistir a este anaranjado tierno, como bañado de luz solar, con olor a albaricoque?
Lemon Explosion (300)
Un rosa lleno de vida, cuya fragancia dinamizante se inspira en las energy drinks.

Pero también…
Walk the Lime (166)
Un anaranjado ácido con un toque picante… cuyo perfume vivo, efecto fizz, es aportado por la lima.
Piece of Cake (201)
Un tono té con aromas de almendra, tan apetitoso como una tarta recién horneada.
Berry Tale (372)
Un rosa baya, profundo e intenso, que libera deliciosas notas de grosella negra.
Boom-Meringue (313)
Sorpresa: este rosa ligeramente anaranjado libera notas de limón merengado inesperadas… ¡Cómo para repetir!
Meli Melon (301)
Un rosa suave y jugoso, tan tentador como un melón bien maduro en cuyo nombre se ha inspirado.
Freedom of Peach (142)
El melocotón ha inspirado totalmente este tono singular, desde sus acentos anaranjados ultra luminosos hasta sus notas de fruta fresca.

Precio: $700

Conectate

Web Lancome

FanPage

Leave a Reply