VACACIONES: ¿Cuáles son los productos de belleza que no podemos olvidar?

Llegan las vacaciones y, a la hora de preparar los bolsos, es indispensable no olvidarse algunos productos de belleza para que nuestro viaje no se transforme en una tortura para nuestra piel. La especialista de Natura Siberica, María Belén Bazante, brinda los mejores tips para mantener el cutis radiante e hidratado, en playa o montaña, con frío o calor.

Las vacaciones permiten desconectarnos del trabajo y la rutina, sin embargo, es la época del año en que las mujeres se distienden y dejan de lado las rutinas diarias de limpieza e hidratación, a la vez que se prolonga la exposición del cutis a temperaturas extremas. Pero, aún de vacaciones, “es importante no dejar en casa algunos elementos fundamentales para no descuidar el cuidado de la piel, pues es en esas épocas del año cuando se expone a mayores daños”, asegura María Belén Bazante, Directora Técnica de Natura Siberica Argentina.

¿Cuáles son los productos de cosmética que no debo olvidarme a la hora de viajar?

1º CREMA HIDRATANTE:

En verano por los prolongados períodos a la intemperie, tener la piel hidratada es fundamental. El sol, la sal del mar y el cloro de las piscinas resecan la piel casi tanto como el frío, donde el viento y las bajas temperaturas se pronuncian en zonas de montaña.

“Si la piel es añosa y gruesa, va a requerir una crema más densa, además de los principios activos correspondientes. En cambio, si la piel es joven, con una crema hidratante ligera alcanza. En casos de piel es grasa lo recomendable es un gel o loción, que son los vehículos más adecuados en estos casos. Para piel sensible, lo recomendable es usar una buena protección en crema y debe ser aplicada en cantidades generosas. Aplicar cremas hidratantes al menos dos veces al día”, asegura la especialista de Natura Siberica.

Para cada zona:

–          Una crema de día facial con Factor de Protección solar UV, mínimo 15 FPS.

–          Para el cuerpo, conviene aplicar una crema corporal hidratante dos veces al día, especialmente en brazos y piernas, las zonas más expuestas al clima.

2º PROTECTOR SOLAR:

“La protección solar es imprescindible en la playa, especialmente si vas a pasar el día al sol, ya que las radiaciones solares son las responsables del foto-envejecimiento de la piel, las manchas y las quemaduras”. Si tu destino turístico se encuentra en la montaña, debes saber que “la radiación ultravioleta incide con más fuerza que en la playa”, expresa Bazante; y agrega, “no hay que dejar de lado los cuidados en las excursiones y siempre utilizar lentes para protegerse de la incidencia directa de los rayos del sol en los ojos”.

Aplicar siempre un protector con FPS 30, o mayor. Con frío o calor, no hay que confiarse de los cielos nublados porque las nubes permiten el paso de los rayos ultravioletas, generando quemaduras por resolana.  Replicar el protector solar cada dos horas en las zonas expuestas. Entre las 11 y las 16 horas de evitar el sol, ya que es la franja horaria en la que los rayos solares inciden verticalmente sobre nosotros, y por lo tanto la más peligrosa.

Una buena opción, para ahorrarse un paso en los paseos es utilizar cosméticos que incluyan protección solar en su fórmula, como son las cremas faciales de día con, al menos, FPS 15 para todo tipo de piel y piel grasa/mixta, y un 20 FPS para piel seca/sensible.

Si bien un lindo bronceado y poder lucirlo, es algo anhelado en verano, sin las precauciones adecuadas, como reaplicar el protector solar con la suficiente frecuencia o utilizar el SPF correcto, lo más probable es acabes con una desagradable quemadura solar.

PROTECTOR LABIAL:

El sol, el viento y el frío pueden provocar sequedad, e incluso grietas, en la fina y sensible piel de los labios, para que esto no suceda “hay que aplicarse siempre un buen protector labial con filtro solar al exponerse por un lapso prolongado tanto en la playa como en la nieve”.

CREMAS PARA MANOS:

Si vas a disfrutar del aire libre, no te olvides de hidratar tus manos con una buena crema, rica y nutritiva de uso diario, esto “evitará que las manos se vean opacas y se sientan ásperas”, explica María Belén Bazante. Repetir su aplicación cada vez que sea necesario ya que los cambios bruscos de temperatura pueden provocar que la piel de las manos se reseque.

CREMA POST SOLAR:

Antes de ir a dormir es recomendable aplicar un post solar que calme las quemaduras, nutra la piel y la refresque.  “Aunque no tengas la sensación de haberte quemado, es recomendable aplicar una crema post solar a diario ya que reestructura los tejidos y reduce las arrugas. El sol emite una potente radiación ultravioleta, que puede dañar nuestra piel a corto plazo, provocando quemaduras más o menos leves (dependiendo del tiempo de exposición continuada) en la piel, con la posible aparición de manchas oscuras y aumento del tamaño de nuestros lunares”.

“A largo plazo, los efectos de la exposición solar dejan huella en nuestra piel, haciendo que ésta sufra un envejecimiento prematuro, perdiendo su firmeza y brillo, adquiriendo un aspecto arrugado y seco. En casos más graves, incluso se puede desarrollar un cáncer de piel”, aclara la especialista. Todos estos efectos negativos en la piel se producen como consecuencia de la acción directa de la radiación ultravioleta sobre nuestra piel. También pueden deberse a los radicales libres que se generan en la piel como respuesta a la absorción de la radiación ultravioleta. La crema post solar ideal debe contener antioxidantes naturales como, por ejemplo, vitamina C o E, brindan protección para combatir los radicales libres producidos por las prolongadas jornadas bajo el sol.

¿Es recomendable usar los productos que ofrece el hotel?

Las temperaturas extremas, la playa, el sol, el cloro, entre otros factores, dañan seriamente nuestro cabello y modificar su estructura capilar. Generalmente, “la mayoría de los productos que nos ofrecen en un hotel contienen mucho sulfato, lavan el color más rápido, no son nutritivos y carecen de protección térmica y UV”, asegura la especialista de Natura Siberica. Por ello, es preferible que lleves los productos que utilizás diariamente según tu necesidad.

Finalmente, no hay que olvidarse de:

–          Usar sombrero o gorro: Evitarás que tu cabello se reseque y además estarás protegiendo tu piel de la radiación. No olvides cuidarla usando siempre un bloqueador solar.

–          Utilizar una protección solar con SPF 30 como mínimo y aplicarla generosamente por todo el cuerpo. No olvides repetir el proceso cada 2 horas y después de cada baño.
Si tienes piel sensible, reactiva, incluso alérgica utiliza un índice de protección más alto.

–          No descuidar la Hidratación: Para proteger nuestra piel del sol en el verano, debemos hidratarla con mucha frecuencia y reponer el agua que pierde mediante la transpiración, consumir un mínimo de dos litros por día.

–          Usar productos para las necesidades del momento y según el tipo de cabello que tengas.

–          Evita utilizar tintes o hacer cualquier proceso en el cabello, ya sea antes o durante las vacaciones.

–          Una o dos veces por semana realizar baños de crema para el cabello, evitando así la resequedad en las puntas.

–          Utilizar un aceite capilar sin enjuague, con vitaminas que nutran el cabello.

–          Usar lentes para proteger los ojos.

–          Usar ropa apropiada.

–          Terminar la jornada con un buen baño y una hidratación corporal renovadora.

Asesoró: María Belén Bazante, Directora Técnica de Natura Siberica Argentina, MN 16799.

www.naturasiberica.com.ar